lunes, 30 de marzo de 2015

thumbnail

7 Errores Al Hacernos El Manicure

7 errores al hacernos la manicure 


Muchas veces, en el apuro o por ignorancia, cometemos pequeños errores cuando tratamos y embellecemos nuestras manos y uñas. El esmalte dura poco tiempo, las uñas se manchan, se vuelven quebradizas, los dedos se lastiman... ¿Te ha ocurrido?

La respuesta a todos estos problemas se encuentra en descubrir cuáles son los 7 errores que cometemos con la manicura. ¿Los vemos?
Las cutículas son tejidos que evitan que las bacterias y otros contaminantes dañen la uña o el dedo. Lejos de cortar las cutículas -porque además cuando lo haces, luego crecen cada vez más gruesas- debes aplicar un poco de aceite nutritivo de cutículas y empújalo hacia atrás.

Si te resulta doloroso cuando se seca y se lastima la base de la uña, tan sólo ten la precaución de mantener un frasquito de aceite nutritivo al alcance de tu mano.
Es un gran error limar los costados de las uñas, porque puede hacer que se rompa más fácilmente o se pelen. En este caso, apoya el borde de la lima en una esquina exterior de la uña y agita la lima a través de la punta.
Repite esto hasta conseguir la forma deseada, y luego cambia de lado.
5 No aplicar una capa de base

Otro error es no preparar la uña antes pintarla con un esmalte base o brillo incoloro. Esto no sólo previene que se manche la uña y que el esmalte te dure más, sino que resulta como un intermediario entre el pulido y la pintura.

Ni bien apliques la base puedes usar tu esmalte preferido, ya que estos productos están diseñados para secarse rápido.

4 No sumergir las uñas primero

No sumergir tus uñas en agua antes de limarlas y pintarlas sólo harán que se vuelvan más quebradizas y se resequen. También las cutículas.

Por eso, es mejor remojar las manos en un recipiente de agua tibia durante 5 a 10 minutos antes de comenzar con la manicura.
3 Capas de esmalte demasiado finas

Las capas finas de esmalte son la clave para una manicura más duradera, pero cuando son demasiado finas, se despintan demasiado fácil. Entonces, cuando estés aplicándote el esmalte, sumerge el cepillo y limpia sólo un lado en la botella.

Coloca primero una capa muy fina, pero rellena después con una segunda capa de esmalte.

2 Pintar inmediatamente luego de hidratar

Aplicar una capa de crema hidratante le hará muy bien a tus manos y uñas, pero crea una barrera oleosa entre la uña y el esmalte. En cuanto a esto, luego de hidratar tus manos, pasa un algodón empapado en quitaesmalte sobre las uñas antes de comenzar con el esmalte o la base.

1 No sellar la punta

Las tareas cotidianas y sobre todo usar mucho el teclado de la computadora hacen que las puntas de las uñas se vayan picando de a poco. Por eso, después de aplicar la primera capa de pintura, toma la punta del pincel y deslízalo hacia atrás y adelante contra el borde libre de la uña. Haz lo mismo con todas las capas de esmalte que te apliques.

¿Conoces otros errores al hacerse la manicura?

Nada como hacerse una manicura profesional en casa, pero no hay que descuidarse de los enemigos de tus uñas.

Subscribe by Email

Follow Updates Articles from This Blog via Email

No Comments

Con la tecnología de Blogger.